LA ESCUELA MOVIDA DE SAXONIA

Logo

 

versión para imprimir

 

 

LA VIDA ESCOLAR MOVIDA

 

 

 

 

 

El concepto de una vida escolar movida se orienta sobre todo en una escuela movida en que los actividades de moverse no solo se limitan al clase y al recreo. Movimiento y juego no son episodios, sino agarran a toda la escuela y lo mueven en doble sentido.

 

 

 

 

 

Para una vida escolar movida nos parece característico que:

 

 

 

 

 

El movimiento no es un principio del director, sino los maestros, los alumnos y los padres mueven la escuela juntos.

 

 

 

Se forma un cuerpo docente, que está convencido en la potencia del movimiento para el desarollo de los ninos y los juveniles.

 

 

Por exeriencias con la clase y toda la escuela, p.e. proyectos, ferias o excursiones, median un sentido de «nosotros» a todos.

 

 

En esa base puede desarollarse una relación muy especial entre alumno y maestro.

 

 

Los alumnos realizan más responsabilidad y iniciativa en la creación de sus actividades de moverse.

 

 

La primaria trabaja mano a mano con institutos que cuidan niños en la tarde, para relizar una vida movida ahi también.

 

 

Tradiciones se desarollan y se firman en la escuela y en su alrededor por la formación de actividades de moverse y de jugar.

 

 

La relación entre los padres y la escuela tiene una calidad buena, cuando se organizan motivos e moverse juntos para los niños.

 

 

 

 

 

Todo el territorio de la escuela está entendido como espacio de moverse y lo crean con fuerzas unidas del cuerpo docente, de los padres y por supuesto de los alumnos.

 

 

 

 

 

Imaginaciones y experiencias para realizar la parte fuera de la clase de una vida escolar movida explicamos en clases de jugar para ninos y padres (primaria), ferias de jugar y de deporte, excursiones con la clase, con juegos de la educación física y juegos del terreno.

 

 

 

 

 

Literatura:
Müller, Chr. (2010). Bewegte Grundschule. St. Augustin: Academia, S. 206-223.
Müller, Chr. & Petzold, R. (2014). Bewegte Schule . St. Augustin: Academia, S. 202-230.